Zum Inhalt springen
30.07.2020

Cerezas: ¡ahora, de temporada!

Kirschen_kleiner.jpg

El verano es tiempo de cerezas

Entre abril y mayo los cerezos nos embelesan con sus flores, y durante los meses de verano sus jugosos frutos nos endulzan el paladar. Además de poder disfrutar de las cerezas recién cogidas del árbol, estas bombas de vitaminas son ideales para elaborar conservas y muchos platos deliciosos. En 2019, más del 50 % de las cerezas dulces producidas en la Unión Europea (más de 305 000 toneladas) procedían de España, Italia y Grecia. Sin embargo, la mayoría de las cerezas vienen de Polonia; con casi 200 000 toneladas, este país produce alrededor de una quinta parte de todas las cerezas de la UE. La cereza ha sido y sigue siendo una de las frutas más populares.

¿Cerezas o guindas?

Desde el punto de vista botánico, las cerezas dulces y las cerezas ácidas o guindas son especies diferentes pero estrechamente emparentadas: ambas pertenecen al género Prunus y forman parte del grupo de las frutas de hueso.

La variedad de guinda más popular es la Morello. Es de color oscuro, casi negro, y tiene el tallo corto. Como su verdadero sabor solo se desarrolla mediante el proceso de cocción, son perfectas para preparar compotas, mermeladas, zumos y pasteles. No obstante, no solo se emplean en preparaciones dulces: las guindas son realmente versátiles y tienen un sabor frutal y ácido que combina especialmente bien con los platos de carne; por ejemplo, en forma de chutney.

Aunque hay un sinfín de variedades de cereza dulce, se pueden clasificar en dos grupos principales según la firmeza de su pulpa: las cordiformes y las cartilaginosas. Estas últimas, aunque también están deliciosas en mermeladas y postres, son ideales para el consumo directo porque son grandes, «crujientes» y tienen un sabor muy aromático. En cambio, las cerezas cordiformes son mucho más pequeñas y su pulpa es más blanda, por lo que se emplean generalmente para destilar Kirsch, el popular aguardiente de cereza.

Pequeñas pero potentes

Las cerezas son ricas en minerales, como potasio, calcio, magnesio y hierro, y en una mezcla equilibrada de provitamina A, vitaminas del grupo B, vitamina C y vitamina E. Además, 100 gramos de cerezas dulces tienen tan solo 60 kcal y 100 gramos de guindas, 50 kcal. Estas frutas contienen antocianina, un colorante natural que pertenece al grupo de los polifenoles, unas sustancias que son excelentes para el organismo porque previenen el daño celular provocado por los radicales libres. Pero la antocianina tiene también otras virtudes: entre otras cosas, puede retrasar la absorción de los carbohidratos en la sangre y fomentar la formación de hormonas reductoras del azúcar en la sangre, así como contrarrestar el aumento de los niveles de ácido úrico y reducir así los problemas de gota. Las cerezas deberían formar parte de la dieta de los atletas porque tienen un efecto antioxidante, es decir, inhiben los procesos inflamatorios que producen dolor en los músculos y favorecen la regeneración de las fibras musculares.

Conservación

Al igual que las fresas, lo mejor es comer las cerezas recién cosechadas. No obstante, si no tiene la posibilidad de hacerlo, puede conservarlas en el frigorífico hasta tres días. Es preferible no retirarles el tallo, ya que así se mantienen frescas durante más tiempo. Por supuesto, las cerezas también se pueden congelar, pero no se deben dejar en el congelador más de 10 meses.

Consejos de preparación

Las cerezas pertenecen a las variedades de frutas que no maduran después de ser cosechadas. Por lo tanto, solo se deben recolectar cuando estén maduras y rojas. Como suelen ser frutas sensibles que se estropean con facilidad, no debe lavarlas directamente bajo el chorro de agua fría, ya que perderían su aroma y podrían reventar. Lo mejor es que las lave con cuidado en un bol con agua fría justo antes de comerlas. No les quite el tallo hasta después de haberlas lavado, de lo contrario el aroma ser irá «por el desagüe».

Si alguna vez se ha enfrentado al reto de tener que quitarles el hueso a un gran número de cerezas, sabrá que es una tarea laboriosa. Por eso le damos un consejo: congélelas previamente y le resultará mucho más fácil deshuesarlas.

De las cerezas se puede aprovechar casi todo. Los huesos no solo sirven para jugar a ver quién los escupe más lejos, sino que también puede utilizarlos para hacer un cojín térmico. Solo tiene que lavar los huesos con agua muy caliente, retirarles los restos de pulpa y secarlos. A continuación, coja una funda de cojín, rellénela con los huesos y, por último, cosa el cojín (o bien utilice uno que tenga una cremallera resistente al calor). Lo bueno de un cojín de huesos de cereza es que puede calentarlo en el horno y usarlo como cojín térmico en caliente, o bien enfriarlo en el frigorífico y utilizarlo como cojín térmico en frío.

Mito o realidad

 

Se dice que después de comer frutas de hueso, como cerezas, albaricoques o ciruelas, no se debe beber agua porque causa dolor de barriga. ¿Es eso cierto? ¡Claro que no! La combinación de fruta cruda y agua en el estómago no produce dolor por sí misma. Lo que sí puede provocar dolor de barriga o flatulencias es el consumo de demasiada fruta cruda. Y lo mismo ocurre con las hortalizas si no las cuece. Los gases se producen durante la digestión de estos alimentos crudos: si el cuerpo no está acostumbrado a comerlos, producirá flatulencias y, a veces, dolor de barriga. El mito de no poder beber agua después de comer cerezas viene de cuando el agua se consumía principalmente de los pozos y su calidad no era tan buena como la del agua que tomamos actualmente. Así que no se preocupe: este verano, ¡disfrute de las cerezas y, si le apetece, después bébase un vaso de agua!

© NGV mbH, Fotografía: TLC Fotostudio
Tenga en cuenta que es una receta para el CookingPilot.
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Confitura de guindas
MC connect
6 tarros
fácil
Tiempo total: 0:45 Std.
Tiempo de preparación: 25 Min.
Confitura de guindas
© NGV mbH, Fotografía de la receta: TLC Fotostudio
Tenga en cuenta que es una receta para el CookingPilot.
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Yogur helado con mango y cereza
MC connect
4 porciones
fácil
Tiempo total: 2:15 Std.
Tiempo de preparación: 15 Min.
Yogur helado con mango y cereza
© NGV mbH, Fotografiá: TLC Fotostudio
Tenga en cuenta que es una receta para el CookingPilot.
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Postre Selva Negra
MC connect
6 copas
medio
Tiempo total: 1:00 Std.
Tiempo de preparación: 30 Min.
Postre Selva Negra
© NGV mbH, Fotografía de la receta: TLC Fotostudio
Tenga en cuenta que es una receta para el CookingPilot.
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Tarta de mermelada
MC connect
12 porciones
fácil
Tiempo total: 1:10 Std.
Tiempo de preparación: 15 Min.
Tarta de mermelada
© NGV mbH, Fotografía: TLC Fotostudio
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Pastel de cerezas con crema de vainilla
MC plus
4 porciones
fácil
Tiempo total: 1:03 Std.
Tiempo de preparación: 25 Min.
Pastel de cerezas con crema de vainilla