Zum Inhalt springen
28.08.2020

Remolacha: ¡ahora, de temporada!

AdobeStock_169598002-Rote_Bete_kleiner.jpg

El tubérculo maravilloso

La remolacha —un tubérculo redondo, jugoso y de color rojo intenso— tiene un sabor dulce y agradable. En septiembre comienza la temporada y podrá encontrarla fácilmente en mercados y supermercados. Quien hasta ahora solo la haya consumido en conserva o envasada al vacío, debería probarla fresca, puesto que es inigualable. La remolacha es especialmente popular en el norte y el este de Europa y, debido a su hermoso color rojo y su intenso poder colorante, se utiliza a menudo en el procesamiento de alimentos. Su colorante natural, la betanina, se conoce en este ámbito por el nombre de E-162 y se encarga de proporcionar un color rojo vivo a mermeladas, zumos y dulces.

Propiedades de la remolacha roja:

1.Repara y reactiva los glóbulos rojos de la sangre.

2.Hace descender la presión arterial.

3.Fortalece el sistema inmunitario.

4.Protege las células contra los radicales libres.

5.Reduce la inflamación.

6.Mejora el rendimiento físico.

7.Puede hacer descender los niveles de colesterol.

8.Tiene un aspecto apetecible. ;-)

9.Es barata.

Simplemente sana

Este tubérculo es muy rico en nutrientes y en sustancias beneficiosas para el organismo. Su colorante, la betanina, es muy popular en la industria alimentaria y muy beneficioso para el sistema inmunitario, ya que fortalece las defensas, protege contra los radicales libres y cuida de los vasos sanguíneos y el corazón. La betaína, que está relacionada con la betanina, es un fitonutriente que fortalece las células del hígado y la vesícula biliar, además de ayudar a reducir los niveles de colesterol. Debido al alto contenido de nitrato de la remolacha, su consumo ayuda a combatir la hipertensión: tan solo una hora después de haberla ingerido, la presión arterial desciende significativamente y puede mantenerse estable casi un día entero. El nitrato hace que los vasos sanguíneos se dilaten y que, durante el esfuerzo físico, la necesidad de oxígeno en los músculos se reduzca, lo que ayuda a aumentar el rendimiento físico. Por tanto, podría decirse que la remolacha es un estimulante natural. :-) Además de bajar la presión arterial, este tubérculo es rico en hierro, así que es muy recomendable en casos de anemia. Unos 200 g contienen 166 µg de ácido fólico y 1,8 mg de hierro, es decir, un 40 % de la dosis diaria recomendada de ácido fólico. La remolacha es literalmente un alimento milagroso. Pero es que, además de todos los beneficios que aportan sus numerosos e importantes nutrientes, también ayuda a conservar la línea, puesto que 100 gramos solo contienen 49 kcal y 8,8 g de hidratos de carbono.

Consejos de preparación

Ya sea en forma de batido, de sopa, en una ensalada o al horno, la remolacha siempre es un acierto: no solo es baja en calorías, sino que además da un toque de color a los platos. Siempre se recomienda combinarla con alimentos que contengan vitamina C, como el zumo de limón, ya que el nitrato que contiene podría convertirse en nitrosamina, una sustancia cancerígena, y la vitamina C bloquea esta conversión.Antes de empezar a manipular la remolacha, es mejor ponerse guantes y cortarla en una superficie fácil de limpiar, porque el colorante es persistente y cuesta mucho eliminar las manchas. ;-) Esto se puede evitar hirviendo la remolacha antes de cortarla. Después de dejarla unos 30 minutos en agua hirviendo, pásela bajo el chorro de agua fría y entonces podrá pelarla y cortarla fácilmente y sin manchar nada.Por cierto: las hojas de la remolacha son ricas en nutrientes, y pueden prepararse como las acelgas o las espinacas para hacer un delicioso acompañamiento. Asimismo, tienen la propiedad de eliminar el mal aliento que deja el ajo.

Pero atención: ¡no todo el mundo tolera bien la remolacha!

Por desgracia, este maravilloso tubérculo no es recomendable para todo el mundo. Las personas que sufren de gota o reumatismo no toleran el ácido oxálico que contiene. En especial, deben evitar las hojas, ya que contienen más ácido oxálico que el tubérculo en sí. El ácido oxálico se une al calcio, lo que provoca que este último se vuelva insoluble y que el instentino no lo pueda absorber. La remolacha cocida contiene menos ácido oxálico, así que cruda solo debe comerse con moderación, por ejemplo, en una ensalada o en un batido.

Otros consejos importantes:

  • A partir de septiembre, encontrará remolachas frescas en los supermercados, los mercados de frutas y hortalizas, y en tiendas y mercados de productos orgánicos.
  • El tubérculo debe notarse firme al tacto y tener la piel intacta.
  • Las remolachas demasiado grandes pueden tener una pulpa demasiado fibrosa. Es preferible que las compre pequeñas, ya que son más tiernas.
  • La remolacha fresca, sin tratar, se conserva hasta dos semanas en el frigorífico o en una despensa fresca.
© NGV mbH, Fotografía de la receta: TLC Fotostudio
Tenga en cuenta que es una receta para el CookingPilot.
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Crema de remolacha con rábano picante
MC connect
4 porciones
fácil
Tiempo total: 0:38 Std.
Tiempo de preparación: 10 Min.
Crema de remolacha con rábano picante
© NGV mbH, Fotografiá: TLC Fotostudio
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Tortitas de remolacha y zanahoria con crema de ricota a las hierbas
MC plus
4 porciones
medio
Tiempo total: 0:45 Std.
Tiempo de preparación: 20 Min.
Tortitas de remolacha y zanahoria con crema de ricota a las hierbas
© NGV mbH, Fotografía: Studio Klaus Arras, Köln unter Mitarbeit von Katja Briol
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Crema de remolacha con rábano picante
MC plus
4 porciones
fácil
Tiempo total: 0:35 Std.
Tiempo de preparación: 15 Min.
Crema de remolacha con rábano picante
© NGV mbH, Fotografía: TLC Fotostudio
Guardar la receta en «Favoritos».
Receta de
Monsieur Cuisine
Ensalada de hinojo y manzana en lecho de remolacha
MC plus
4 porciones
fácil
Tiempo total: 0:10 Std.
Tiempo de preparación: 10 Min.
Ensalada de hinojo y manzana en lecho de remolacha